martes, 20 de noviembre de 2012

Razón.


Si decido irme contra el mundo, que sea por la razón correcta.
Que sea tu nombre el que escriba y repita en mis canciones
Que sea tu vida la que decida unir a la mía.
Que sea tu bebida la que decida compartir.
Que sean tus brazos los que decida sostener por siempre.
Que sea tu risa la que me despierte en las mañanas.
Si algún día decidiera dejar de compartir secretos con mi almohada, que tu pecho me revisa con calma. Que los latidos de tu corazón me canten y me hagan sentir en casa, que mi pasado deje de importar, que mi nombre solo valga la pena oírlo cuando tu lo menciones, que todo mi cuerpo cante que no se quiere apartar del tuyo, porque eso es felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario